Nuestra aviación en pandemia

13.03.2021

Sin lugar a dudas que el 13 de Marzo, a partir de lo que hemos vivido, va a ser una fecha que recordaremos por mucho tiempo; debido a la pandemia que estamos atravesando. 

Por obvios motivos, la aviación en nuestro país no fue ni es ajena a todo esto y se ha visto afectada negativamente. Dicha situación sin precedentes, sin embargo, nos ha dejado también algunos hechos dignos de mención; que estaremos ampliando en este post.

Nuestro país veía con preocupación la situación que venía sucediendo en los países cercanos; los contagios de COVID 19 crecían exponencialmente en Argentina, Brasil, Chile, Paraguay, etc. En cierto punto, dada la conectividad entre estos y Uruguay, el arribo de los primeros casos era inminente y se empezaban a tomar las primeras precauciones en cuanto a la movilidad. Los vuelos comenzaban lentamente a mermar, se cerraban algunos pasos fronterizos de concurrencia masiva y se cerraba completamente la conexión fluvial entre Buenos Aires y Colonia/Montevideo.

Dicha situación dio lugar a que, personas que se encontraban viajando quedasen totalmente aisladas sin posibilidades convencionales de retorno a su país de origen. 

En consecuencia, el M.RR.EE. uruguayo se puso manos a la obra en la repatriación de aquellos compatriotas que se encontraban en distintas partes del mundo sin los medios para regresar. Para tal cometido, se siguieron varios procedimientos como por ejemplo, la gestión en conjunto con distintas aerolíneas para realizar algunos vuelos especiales o la utilización de material de la Fuerza Aérea Uruguaya para ello. Esta última vía, comprendió el uso de las siguientes aeronaves: C -130B Hércules y C-120 Brasilia. Cabe destacar que el C-130 se encontraba a algunos cientos de horas de finalizar su vida útil, cumpliendo con todas las expectativas para las misiones asignadas. Dichas aeronaves realizaron vuelos de repatriación a Perú, Argentina, Brasil, Chile, Ecuador y Venezuela.

El M.RR.EE. también contó con el apoyo de la empresa de bandera Amaszonas Uruguay, con su recientemente certificado (Para aquel entonces) Embraer 190 registro CX-IVO, el cual realizaba vuelos regulares a la Ciudad de São Paulo, como también vuelos chárter y de repatriación a Perú, Chile, Argentina, Bolivia y Nicaragua.

La aerolínea AirClass Cargo también jugó un importante papel en el combate contra la pandemia, trasladando insumos médicos entre Montevideo, Buenos Aires y Asunción en sus equipos Boeing B727 y Fairchild Metro III.

Durante la pandemia nuestra principal terminal no fue ajena a visitas de aviones muy poco usuales (Por no decir imposibles) de ver por estos lados en situaciones normales, algunos cumpliendo funciones de carga y otros simplemente como vuelos de repatriación. También hubo un gran movimiento en vuelos chárter relacionados al transporte de planteles de fútbol hacia el exterior y viceversa.

De las más destacables, nos encontramos con el Airbus A340-300 de HiFly, el cual realizó un vuelo transpolar histórico trasladando 102 ocupantes del crucero Greg Mortimer rumbo a Melbourne, también se hizo presente el Airbus A340-300 de Plus Ultra, el cual llevó a cabo un vuelo de repatriación desde y hacia Frankfurt, también el Airbus A330-200 de Wamos, trasladando también personal de un crucero varado en el Caribe. 

Como notable podemos destacar la operación regular de un Airbus A350-900 de Iberia en el Aeropuerto de Carrasco, el cual estaba configurado para transportar carga, realizando 5 vuelos entre Madrid y Montevideo.

Travel Air, Smartwings, AeroRegional y Conviasa también se hicieron presentes en nuestra principal terminal aérea, realizando vuelos de repatriación desde Oslo, Guayaquil y Caracas respectivamente. A parte de esto, la aerolínea Miami Air realizó un chárter también a disposición de más ocupantes del crucero Greg Mortimer, una semana después de esto, la aerolínea se declaró en quiebra.

Si de aeronaves de gran porte hablamos, no podemos dejar de mencionar a los Dreamliner de Neos, TUIFly y Etihad Airways, éste último configurado totalmente para transportar carga. 

Los mismos se encargaron de repatriación de ciudadanos tanto europeos como uruguayos, y transporte de insumos médicos tales como mascarillas y respiradores, entre otras cosas.

Tampoco podemos dejar de mencionar aquellos vuelos regulares que paulatinamente dejaron de conectar Montevideo con otras ciudades del mundo, o que transformaron el servicio de pasajeros en servicio meramente carguero (American Airlines). Al día de la fecha, los servicios que se han ido restaurando son: PTY-MVD-PTY (Copa Airlines), SCL-MVD-SCL (LATAM Chile), MAD-MVD-MAD (Air Europa e Iberia), BOG-MVD-BOG (Avianca Colombia), MIA-MVD-MIA (American Airlines). Éste último dejará de operar nuevamente en temporada baja.

También se registró un importante movimiento de vuelos chárter, los cuales sirvieron a planteles de fútbol tales como la selección uruguaya, Peñarol, Nacional, Liverpool, entre otros, los cuales necesitaban trasladarse hacia el exterior para disputar torneos continentales como la Copa Libertadores y Sudamericana, en el caso de la selección, para las eliminatorias de Qatar 2022.

Algunas de las aerolíneas que pudimos apreciar por esto último, fueron JetSMART Chile, JetSMART Argentina, VIVA Colombia, STAR Perú y Sideral.

Sin dudas que en el 2020 el tráfico aéreo en Uruguay y el mundo se vio muy afectado por la pandemia, dejando grandes terminales aéreas paralizadas, plataformas de aeropuertos llenas de aeronaves almacenadas, cientos de miles de viajeros varados y millones de personas sin trabajo, por lo que esperamos que este 2021 se reactive a su debido ritmo la actividad aeronáutica, para volver a la normalidad que tanto disfrutamos sin darnos cuenta.